viernes, julio 19, 2013

Nuevo juego: Vocales

Hemos terminado un nuevo juego: Vocales. En el juego hay que completar las vocales de las palabras que van apareciendo ordenadas por familias. Son un total de 100 palabras con dos niveles diferentes: infantil y adulto.

Hemos vuelto a usar el framework Flixel lo que nos facilita bastante el trabajo y no nos ha dado problemas al convertirlo en aplicación para Android. Puedes descargar el APK e instalarlo de forma "manual" porque aún no podemos publicar en Google Play, esperamos contar pronto con nuestra cuenta de desarrollador y empezar a publicar ahí nuestros juegos. También tenemos ya la versión para iPhone/iPad y estamos preparándonos para estar en el App Store de Apple. La música del juego es de Jacob Hepworth.

Creemos que este juego también puede ser útil como herramienta de repaso para estudiantes. Por esto estamos pensando en dejar la posibilidad de que los usuarios puedan crear sus propias listas de palabras o hacer ediciones temáticas. Por ejemplo, podríamos hacer una edición con los ríos o las provincias de España con lo que sería útil para memorizar los nombres.

lunes, julio 15, 2013

Crónica de la 1ª Media maratón de Vera

Nueva prueba para el Equipo de carreras www.vedoque.com en Vera. Tuvo lugar el sábado 13 de julio de 2013 y nos desplazamos una reducida representación para participar en esta "media".

Para Joaquín era su primera vez y para mi era la primera llana, después del Memorial Antonio de Béjar. El objetivo principal era terminarla, a ser posible vivos. Si la cosa iba bien, intentaríamos hacerlo en menos de dos horas. De esta manera, cuando nos preguntaran por el tiempo que habíamos tardado, podríamos decir que una hora y pico.

Como no habían publicado un perfil de la prueba o al menos entre San Google y nosotros no fuimos capaces de encontrarlo, teníamos miedo de que la carrera escondiera algún repecho que nos hiciera pasarlo mal. Cada una de las numerosas curvas de la primera vuelta, la pasamos aguantando la respiración, preocupados porque apareciera la temida cuesta. Pero no fue así, hubo un par de falsos llanos que picaban un poco hacia arriba, pero que pasaban casi inadvertidos.

Otra inquietud era el calor, porque después de unos cuantos días de temperaturas frescas por la zona, el sábado se pasaba de los treinta. Pero salvo los primeros minutos, tuvimos una temperatura agradable. Eso sí, con una humedad altísima, que nos tenía sudando incluso antes de empezar a correr.

La primera parte del circuito al que le dimos dos vueltas, era la menos bonita, porque transcurría entre urbanizaciones. Aproximadamente hacia la mitad, mejoraba bastante porque discurría por el paseo marítimo, junto a la playa. Algún corredor nos comentó que el tramo junto al mar no era más largo porque el paseo aún está dañado por las inundaciones de 2012.

Por mi parte, la verdad es que me encontré muy cómodo durante toda la prueba. Principalmente porque iba comparando con la Media maratón de Calasparra y la diferencia entre una media de montaña y una llana es enorme. En ésta se trataba sólo de coger el ritmo adecuado y echarle paciencia. Joaquín, como no había hecho ninguna, estaba más reservón y preocupado por quedarse sin fuerzas al final, algo que yo tampoco descartaba completamente.

En la primera vuelta hicimos todos los kilómetros entre 5'20'' y 5'35'', lo que nos permitía bajar sobradamente de las dos horas. Pero como decía, la inseguridad nos llevó a guardar fuerzas al empezar la segunda vuelta y nuestros tiempos subieron hasta los 5'50'', lo que complicaba el objetivo de terminar en menos de dos horas.

Más o menos en el kilómetro 15, empecé a decirle a Joaquín que aceleráramos un poco. No tenía muchas ganas de hacerme caso, pero me puse tan pesado que a partir del 17 más o menos, incrementó el ritmo. Creo que fue más que nada para que me callara y dejara de darle la paliza. Al final, el pequeño acelerón surtió efecto y llegamos en una hora y cincuenta y siete minutos, una marca muy muy modesta, pero que a nosotros nos satisfizo.

En cuanto a nuestra clasificación, tengo que decir que ni siquiera fuimos los mejores calasparreños de la carrera, porque Ana Jiménez y Alfonso Lozano la terminaron un rato antes que nosotros. También estuvo Javier Alba participando en los 5 kilómetros.

La organización fue muy buena, muchísimos puntos de avituallamiento y voluntarios en todas las esquinas para que no se perdiese ningún corredor. También estuvo todo perfecto antes y después de la carrera. La única crítica constructiva para el año que viene: el recorrido mejoraría bastante alargando la distancia que se recorre junto a la playa y quitando algunas curvas.