viernes, abril 29, 2016

La información al alcance de nuestra mano. Nuevas necesidades, curación de contenidos.

Empecé a trabajar de maestra hace ya unos cuantos años, siempre he tenido la inquietud de investigar, de leer todo aquello que estuviese relacionado con mi profesión, todo lo que pudiese servir para mejorar mi práctica docente. La suerte para mi, es que empecé rodeada de libros y de proyectos que mostraban las experiencias de otros maestros, que como yo, se habían dedicado a enseñar y buscar nuevas formas de enseñar, era un Centro de Recursos de una pequeña población de Murcia, Benizar. También estaba rodeada de un gran equipo de maestros y maestras que me orientaron sobre por dónde sería mejor empezar. Aquello era sencillo, un grupo de maestros estaba allí y compartía conmigo sus experiencias. Por aquel tiempo no existía Internet, por lo que las Redes Sociales estaban limitadas a pequeños espacios geográficos, pero ya entonces era necesario DEPURAR CONTENIDO, es decir, seleccionar aquello que es más relevante para el objetivo de aprendizaje que te planteas en ese momento.
Pasaron los años y llegó Internet, grandes cantidades de información, que pueden llegar a desbordar, páginas muy interesantes a las que suscribirte, redes sociales, en las que relacionarte con profesionales que comparten sus experiencias, de los que puedes aprender, con los que puedes trabajar independientemente del lugar donde residas. La sociedad de la información, y nunca mejor dicho, es tan fácil documentarte sobre algo sólo escribiendo en un buscador aquello que te interesa, tienes tanta información al alcance de tu mano, que necesitas seleccionar, organizar, secuenciar, programar, marcarte lo que debe ser un hábito de lectura diaria, semanal... en función de tus intereses.
Surge por tanto una nueva necesidad, la de DEPURAR CONTENIDO. Necesitamos nuevas herramientas para organizar toda la información a la que tenemos acceso, otros profesionales, se han dedicado a crearlas y a compartirlas con nosotros, y de nuevo aquí tienes que elegir. Dos herramientas para organizar y depurar contenido son especialmente útiles para mi: Symbaloo y Pinterest
Symbaloo es una herramienta en la que puedes crear tableros por temas, donde vas dejando el enlace de todas aquellas páginas, herramientas o artículos que te interesen, puedes crear tantos tableros como quieras. Cada tablero está organizado en bloques, y en cada uno de los bloques puedes enlazar la página que te interesa con imágenes. Dejo aquí uno de los míos como ejemplo.


Otra de las herramientas que utilizo para curación de contenido es Pinterest. Una manera muy gráfica de organizar todo lo que te interesa, pues la imagen es la gran protagonista, este lo utilizo más para temas relacionados con la didáctica de las distintas áreas. Como ahora estoy muy centrada en la enseñanza de las matemáticas desde una perspectiva manipulativa el tablero que más uso es ese.
Como punto común a destacar en todos las herramientas de curación de contenidos que he podido utilizar, destaco la posibilidad de compartir. De construir tableros comunes con otras personas.


0 comentarios :