viernes, septiembre 30, 2016

Algo estamos haciendo mal en la venta online de nuestro libro (o no)


Hace ya casi dos años que pusimos a la venta el libro "Conociendo a los Vedoques". Nos autoeditamos a través de Uno Editorial. Para darlo a conocer lo presentamos en Calasparra, Caravaca y Moratalla. Desde entonces las ventas en el "Mundo Real" han estado por encima de lo que pensábamos y por suerte, hace tiempo que llegamos a cubrir los gastos de la inversión. La verdad es que la gente en nuestro pueblo, Calasparra y los más cercanos, se volcó con el proyecto y nos ayudó en todo lo que pudo. Aún son muchos los padres y madres que nos dicen que a su hijo hay que leérselo cada noche.

Esta sorpresa positiva contrasta con las ventas online. Al ser Vedoque un proyecto digital y absolutamente centrado en Internet, pensábamos que, sin llegar a convertirse en un problema con Hacienda, las ventas irían bastante mejor. Estaba claro que no habíamos creado el próximo Harry Potter ni nada parecido. Pero www.vedoque.com tiene casi 500.000 visitantes y 2 millones de páginas vistas al mes, muchas de las cuales incluyen un anuncio del libro y creíamos que eso se traduciría en ventas.

Pero al borde del segundo aniversario, el total de libros vendidos online no llega a 20. Podemos pensar dos cosas: no sabemos vender online o el libro no resulta suficientemente atractivo. O las dos a la vez. Tampoco sabemos cómo le ha ido a proyectos similares, tal vez estas sean cifras de venta online habituales para autoediciones de libros infantiles.

No conocemos el mercado del libro y tendremos que conformarnos con el refrán de "las mansas por las que topan". De una manera o de otra hemos conseguido vender 500 libros, bastante más de lo que pensábamos cuando lo estábamos preparando y aún no nos hemos rendido. Probaremos otras formas de promocionarlo en Internet y ya os iremos contando por aquí.

Mientras tanto, si tenéis hijos o alumnos menores de 10 años podéis conocer y comprar aquí nuestro libro. Totalmente garantizado: si no les gusta, os devolvemos el dinero.